Back to Top

ENTORNO

Tranquilo pueblo situado en el centro del Valle Amblés, a 18 Km de la capital, Ávila, con hermosas vistas al pico Zapatero y a la sierra de Serrota. En la zona norte está protegido por un encinar Quercus ilex, en el que pueden encontrarse especies como el águila imperial ibérica. El pueblo es atravesado por el Arroyo de Garoza que vierte sus aguas al río Adaja y la geología del entorno se encuentra dominada por bloques graníticos denominados berrocales. El clima es Mediterráneo templado seco, con temperatura media de 20º en los meses más cálidos del verano con noches muy agradables. En cuanto a la gastronomía, citar la famosa ternera del Valle Amblés, criada con cereales y forraje, resultando una carne rosada muy tierna y jugosa. Otro de los productos típicos de Muñogalindo es el “hornazo”, una empanada de panceta, chorizo y huevo, que constituía el producto más extraordinario que se podía degustar sólo una vez al año, el domingo de Pascua de Resurrección. En la actualidad se continúa la tradición de tomarlo en el monte el domingo de Pascua. También son estupendos los mantecados y nevaditos. En Muñogalindo hay un matadero de vacuno y un secadero de jamones y embutidos con tienda despacho de productos.

Alrededores

Exposición

Agustín Ibarrola Goicoechea pintó 115 piedras en el año 2005 cuando D. Alfredo Melgar cedió 20 ha. de la finca Dehesa Garoza de Bracamonte al artista para realizar su obra, resultando un sensacional museo al aire libre para disfrutar del arte y de la naturaleza.

Castro Celta de Ulaca

Restos de la antigua población de los vetones donde residieron hasta 20.000 habitantes. Está considerada la ciudad fortificada celta más interesante de Europa. Conserva restos en buenas condiciones dispone de unas vistas preciosas del Valle Amblés.

Castillo Manqueospese

Desde su posición privilegiada, en uno de los escalones rocosos de la sierra de la Paramera, el Castillo de Manqueospese domina todo el Valle Amblés y permite ver justamente las murallas de Ávila por encima de las lomas de la sierra de Yemas.

Navasangil

Poblado protegido dentro de la zona arqueológica de Ulaca. Tras la decadencia del castro prerromano de Ulaca, los pueblos se asentaron en la ladera de la montaña, un poco más abajo del Castro, creando el poblado de Cabeza de Navasangil.

Judios, moros y cristianos

“Por el monte Garroza, en Muñogalindo, se apareció una vez un fantasma que espantaba al ganado, perseguía a las mozas y se llegaba, en la noche escura, hasta la huerta, a robar los tomates. Le dieron varias batidas, pero no lo pudieron coger, ni vivo ni muerto. Hay quien dice si no sería un chusco, medio lelo, que se llamaba Martín Domínguez y que mataba los lobos a cintarazos: un pastor de Muñana que no obedecía a su padre y que criaba pelo hasta en la palma de la mano. La verdad nunca se llegó a saber. Muñana, en sus cuatro arroyos -Gallegos, Goril, del Molinillo y de Navatimal-, es pueblo que vio arder su caserío desde el monte Cabezo, cuando la de los franceses. El vagabundo, en Muñogalindo, tira por el camino de Solosancho y las ruinas de Ulaca, dando de lado derrotero, que tan bien conoce, de Villatoro, el único pueblo -de Ávila a Piedrahita- a horcajadas de la carretera.”Camilo José Cela